Saltar al contenido

Frida Kahlo

Principios de siglo XX, mujer, y artista, ¿Te parece poco?

Frida Kahlo
Frida Kahlo

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació en Coyoacán (México) en la Casa Azul, en la esquina de Londres y Allende en 1907.  Durante su niñez sufrió la enfermedad de la poliomielitis lo que le provocó una cojera, que para nada le impidió desarrollarse como el resto de los niños de su edad. Fuerte, segura y adelantada a su tiempo, así era Frida.

Frida Kahlo obras y pintura

Frida Kahlo fue una fue una de las pintoras más influyentes del siglo XX, sus obras son un legado artístico único para la humanidad. La biografía de Frida Kahlo es inspiradora para muchas mujeres en todo el mundo, y así esperamos que para ti también lo sea.

En 1925 Frida sufrió un grave accidente en autobús, fracturándose costillas, clavícula y hueso pélvico. Este hecho fue desencadenante en su vida en muchos aspectos. Frida empezó a desarrollar sus dotes artísticas durante su convalescencia y en 1926 creó su primer autorretrato.

En 1929 se casó con Diego Rivera. Su relación estuvo marcada por las infidelidades que desembocaron en un divorcio y posteriormente en un nuevo matrimonio.  Debido a su accidente y problemas de pelvis, Frida nunca llegó a tener hijos, y sufrió varios abortos. Henry Ford Hospital fue un autoretrato al óleo en el  que representa su aborto sufrido en Detroit en el año 1932. Estas tristes circunstancias no apartaron a Frida de su don, si no todo lo contrario. Siguió  exponiendo su inigualable forma de expresión a través de la pintura. Su cuadro Autorretrato-El marco  fue el primer cuadro de un artista mexicano en el museo Luovre.

Aunque algunos intelectuales influyentes de la época, como André Bretón intentaron caracterizar su pintura como “Surrealista”, el arte de Frida no se sentía identificado con esta tendencia, según sus propias palabras  “El Surrealismo no corresponde a mi arte. Yo no pinto sueños o pesadillas, sino mi realidad, mi propia vida”.

Su vida está marcada por una serie de acontecimientos que la marcaron tanto física como mentalmente, pero siempre fue una mujer fuerte, con carácter, que supo expresar en sus cuadros sus sentimientos, sus pasiones, frustraciones y anhelos. Una autenticidad que representaba a mujeres que no tenían voz.

Frida era capaz de expresarse abiertamente al mundo a través de su pintura. Valiente y segura, diferente en su forma de pensar, vestir y actuar. Se pintaba a ella misma, su cuerpo, su esterilidad, eran temas tabús en aquella época y ella lo gritaba al mundo en sus obras. Ella fue una mujer que sufrió por su incapacidad para tener hijos, sus dolores, sus relaciones, pero fue libre en sus decisiones y expuso al mundo su rebeldía con hechos y con sus obras. Murió en 1954.

En su Casa Azul, hoy museo de Frida Khalo, se puede encontrar e impregnarse de un trocito de esa vida llena de energía, color y autenticidad.

Frida Khalo y el feminismo

Frida Khalo, no tuvo ningún tipo de reparo en exponer con sus obras lo que ella pensaba y sentía. A través de sus pinturas es para el feminismo la voz de las mujeres reprimidas y sometidas de su época. Una mujer que sentía pasión por la vida, por la libertad y que hoy en día se ha convertido en un icono del feminismo mundial.

Frases de Frida Khalo

Te dejamos las mejores citas y frases de Frida Khalo. Frases sobre el amor, sobre la igualdad, sobre la pasión por la vida… el legado y las frases de Frida son más inspiradoras.

No olvides que en nuestro apartado de frases encontrarás más tanto de Frida como de otras grandes mujeres de la historia que lucharon y luchan por la igualdad.

Viva la vida.

No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol.

Enamorate de ti, de la vida y luego de quien tú quieras.

Donde no puedas amar, no te demores.

Tú mereces lo mejor de lo mejor, porque tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honestas consigo mismas, y esa es la única cosa que realmente cuenta.

Dolor, placer y muerte no son más que el proceso de la existencia. La lucha revolucionaria en este proceso es una puerta abierta a la inteligencia.

Tan absurdo y fugaz es nuestro paso por este mundo, que solo me deja tranquila el saber que he sido auténtica, que he logrado ser lo más parecido a mi misma.

Del año más maligno, nace el día más bonito.

A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar gente culta.

Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar.

Pinto flores para que así no mueran.

Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarse a que te devore desde el interior.”

La parte más importante del cuerpo es el cerebro.